Buscar
Seguinos! Visitanos en Facebook Visitanos en Twitter
Punta Perdices - 15/02/2019
Parece una playa del caribe pero está en la Patagonia, es poco conocida y constituye uno de los últimos rincones vírgenes de la inmensa y..
ver más
- 01/02/2019
Amplia agenda de actividades para todos los gustos, diversos destinos, jornadas holísticas, propuestas para pescadores o para los amantes de la cerveza artesanal, y mucho más! Enterate acá.
ver más
PUBLICIDAD
Cargando banner...
Villa El Chocón. Oasis en el desierto.
Su fascinante lago, los restos de vida prehistórica y un tranquilo ambiente de contacto pleno con la naturaleza son el escenario ideal para unas vacaciones.
A raíz de la construcción de la obra hidráulica, surge el Embalse Exequiel Ramos Mexía. Con sus 816 km es el lago artificial más grande de la República Argentina. Sus transparentes aguas lo vuelve en un lugar ideal para los amantes del buceo. El lago en algunos lugares se adentra en la meseta que lo rodea, y es así que se forman sitios ideales para un día de recreación. Uno de los más populares es "la boca del sapo", accidente geográfico de una profundidad considerable y trasparentes aguas. En sus orillas, se encuentran formaciones rocosas que se convierten en trampolines naturales para los más osados concurrentes. En definitiva, éste maravilloso lago artificial le permitirá disfrutar de un sin fin de actividades en torno al límpido espejo de agua.

Desde hace pocos años Villa El Chocón comenzó a perfilarse como destino turístico aprovechando al máximo su fascinante potencial paleontológico, se han encontrado restos fósiles muy bien conservados, que se complementa con un espacio de tranquilidad. Hoy en día esta localidad se ha convertido en una de las principales ofertas para los turistas que desean descansar allí del agitado trabajo diario ay que se ubica a solo 45 minutos de la ciudad.

Todas las actividades puede encontrarlas en www.tumirador.com.ar/Lugares y actividades
Cargando banner...
Ingresar
PUBLICIDAD
Publicite en Tumirador
Turismo de la patagonia