Buscar
Seguinos! Visitanos en Facebook Visitanos en Twitter
Los Antiguos, Santa Cruz - 12/12/2019
Agroturismo, naturaleza y actividades al aire libre se conjugan en este rincón de la Patagonia, ideal para una escapada de fin de semana.
ver más
Bariloche, Río Negro - 09/12/2019
En materia de paseos lacustres, varias opciones te esperan en este destino de la provincia de Río Negro. Hoy te contamos sobre la que te lleva a Puerto Bles y a la Cascada de los Cántaros.
ver más
PUBLICIDAD
Cargando banner...
Monumento Natural Huemul
Shoam para los tehuelches, güemul de los araucanos, el huemul ha sido parte importante en la vida de los antiguos habitantes de la Patagonia, cuando las poblaciones de este robusto ciervo ocupaban no sólo la cordillera andina austral sino también parte de los pastizales subandinos.
En la actualidad su presencia se ha vuelto poco frecuente, debido a la reducción de su hábitat, la caza y las enfermedades transmitidas por el ganado, que acompañaron a la ocupación europea y criolla de las tierras patagónicas. Hoy la supervivencia del huemul, peregrino de las montañas, depende de las medidas que se adopten. Para ofrecerle las máximas garantías de conservación esta especie emblemática de los Andes, fue declarada Monumento Natural Nacional en el año 1996, por Ley Nº 24.702.

Ficha Técnica:
Su nombre científico es Hippocamelus bisulcus, puede medir hasta 1 metro de altura en la cruz y pesar hasta 90 kg.
Habita el bosque abierto de lenga y matorral y pastizales de altura en verano, se alimenta de renovales de árboles, arbustos y hierbas, que varían con la latitud y estación. Su período de gestación es de 6 a 7 meses y tiene una cría por parición de color uniforme (sin manchas).

Es un animal exclusivo de Argentina y Chile. Actualmente en nuestro país vive, de manera fragmentada y aislada, en la región de los bosques patagónicos, desde Neuquén hasta Santa Cruz. Se encuentra protegido en los Parques Nacionales Nahuel Huapi (Provincias de Neuquén y Río Negro), Lago Puelo y Los Alerces (Provincia de Chubut), Perito Moreno y Los Glaciares (Provincia de Santa Cruz).

El Fantasma de los Andes
Puede vivir solitario o formando pequeños grupos familiares. Su apareamiento tiene lugar desde fines del verano hasta promediar el otoño; a fines de julio los machos pierden sus astas. Se le conocen varias “voces” durante el celo, en alerta y de contacto hembra-cría. Es un excelente nadador, cruza ríos y lagos con facilidad.

De cuerpo robusto, sus miembros fuertes y relativamente cortos indican su adaptación para trepar en ambientes montañosos. Sólo los machos poseen astas, de unos 30 centímetros de longitud y bifurcadas. El pelaje denso y grueso lo protege del clima riguroso. Varía del pardo oscuro en verano a un amarillento invernal, cuando lo cambian parcialmente.

En su cara presenta una característica mancha oscura con forma de “Y”, que es visible sólo en los machos adultos. Sus grandes orejas (más de 20 centímetros) actúan como pantallas que les permiten escuchar los mínimos sonidos.

Interactuando con el Huemul
La paciencia y la prudencia se premian con encuentros inolvidables… ¿Qué debe hacer en ese momento?

- Dejale una vía de escape, quedate quieto, sacale fotografías. De esta forma, serás una ayuda para cuidar al huemul en su mundo.
- Cualquier rastro: huellas, huesos, astas caídas, pelos, marcas en los árboles nos cuenta de su vida. Dejalo donde está, hacé anotaciones y fotografialo.
- Si tenés la fortuna de obtener datos sobre el huemul, compartilos con las instituciones que, como vos, se preocupan por su conservación. Comunicalo al Programa Conservación del Huemul de la Administración de Parques Nacionales: Vicealmirante O’Connor 1188, (8400) Bariloche. Teléfono: (0294) 442-5436. Mail: drp@apn.gob.ar
Cargando banner...
Ingresar
PUBLICIDAD
01 Ministerio de Gobierno
Turismo de la patagonia